La Primera Comunión es un evento de gran importancia para los pequeños de la casa. Y más hoy en día, ya que es una celebración que cada vez se organiza con más mimo, cuidando hasta el más mínimo detalle. Vestuario, banquete, reportaje fotográfico… la lista de servicios a contratar crece y con ella los costes. Por eso, en Lilou es muy importante poder ajustar los precios, para que con un diseño cuidado y unos costes reducidos puedas ofrecer unos detalles de la Comunión originales y únicos.

Es el caso de la Primera Comunión de Carla, que se celebró el pasado 21 de mayo de 2016. Ella y su madre acudieron unos días antes a nuestro estudio en Paseo Damas 36 de Zaragoza y nos plantearon que les faltaban los detalles para los invitados. Querían una sorpresa diferente, alegre y que fuera original, que no cayera en los diseños tradicionales que se emplean en las comuniones y que en muchos casos han quedado obsoletos.

Querían una sorpresa diferente, alegre y que fuera original.

Así que les planteamos la posibilidad de entregar como regalo para cada invitado un llavero diseñado personalizado. Finalmente nos encargaron 40 unidades, con lo que pudieron reducir el precio por unidad y 10 días después de llegar al estudio les pudimos entregar los detalles de Comunión. Preparamos cada llavero con una etiqueta diseñada especialmente para Carla y lo envolvimos con celofán y un trocito de cuerda natural.

Dejar un comentario