Los secretos para crear un salón de estilo nórdico

Publicado en: Decoración | 0

En muchos blog y revistas de decoración vemos unos fabulosos salones de techos altos y con unas paredes alucinantes. ¡Y es que el salón de estilo nórdico tiene un atractivo irresistible! ¿Cómo conseguir un salón precioso como estos? Pues bien, no se trata de colocar elementos decorativos hasta que no quede un hueco. Precisamente muchas veces la clave se encuentra en la simplicidad, en encontrar los elementos justos y distribuirlos con gracia.

En algunos pisos con un salón de estilo nórdico nos encontramos con una preciosas combinaciones de láminas y cuadros textiles. Un tipo de letra enmarcado o con volumen pueden ser perfectos, motivos florales, de fauna, textos… elige tu tema favorito y explótalo o combínalos. ¡Con un poco de gusto los resultados son espectaculares! Un tip: el estilo nórdico o escandinavo no es muy amigo de las simetrías, así que busca crear una galería de cuadros que siendo asimétrica componga un “todo”.

Encuentra una gama de colores y no te salgas de ella. Y ojo porque no por eso tiene que resultar un espacio monótono. Aquí la clave reside en encontrar tu paleta de colores. También puedes combinar estas láminas con otros elementos como flechas, letras o números que completen tu pared nórdica. También puede ser un acierto poner cojines nórdicos que coordinen con la decoración de pared. Así el conjunto cobra más vida.

 

Repisas con plantas y decoración

Las repisas con plantas delante de las ventanas son el toque mágico en un salón nórdico. En pisos antiguos esas repisas se crean con el grosor de los muros anchos, pero en otras ocasiones se puede crear colocando una superficie delante de la ventana. Las combinaciones de objetos decorativos como estos maceteros o jarrones para plantas son chulísimos.

 

Salón de estilo nórdico: los techos altos no son cuestión de vida o muerte

Los pisos de nuestro entorno muchas veces no pueden contar con unos techos altos, ¿puedo crear aún así mi salón de nórdico? Por supuesto. Obviamente esos techos de 3 metros de altura nos vuelven locos. El volumen que se crea y lo espectacular de las ventanas y las paredes dan un juego espectacular. Ahora bien, si tu piso tiene unos techos no especialmente altos hay trucos que te pueden ayudar a dar altura al espacio. ¡Y sin mover ni un tabique! Usa muebles bajos, crea líneas verticales que den sensación de altura (con papel de pared, por ejemplo) y coloca los elementos de pared un poquito más altos de lo normal.

Techos estilo nórdico
Techos estilo nórdico

 

Si quieres dar esta sensación de altura  y al mismo tiempo usar lámparas colgantes, puedes optar por alguna que no tenga volumen. Además, el acabado metalizado encaja perfectamente en el estilo nórdico. Un ejemplo es este modelo de lámpara geométrica:

Lámpara Jaula Cobre
Lámpara Jaula Cobre.

 

 

¿Y por qué nos gustan tanto los salones nórdicos? Quizás tenga algo que ver que están decorados pensando en la filosofía “Hygge”: el secreto de la felicidad en los países nórdicos, que recae sobre disfrutar de las cosas pequeñas. Muy pronto os hablaremos más de esta tendencia, de momento os dejamos esta tablita que acabamos de hacer y que nos vuelve locos.

 

 

Dejar un comentario